Libro Te Quiero

Feria del Libro de Las Palmas de G.C. 2017

Pilar Eyre

Biografía íntima y secreta de una mujer de sensualidad inocente y refinada que, llegada a España en los años setenta desde su Manila natal, acabará convirtiéndose en una destacada figura de la alta sociedad de la época. Apasionada, libre, divertida y gran amante de los placeres, Muriel Krosby Segura protagonizará una ardiente y tortuosa historia de amor junto a un apuesto y seductor artista que lucha por encaramarse al éxito. Bajo estas máscaras se esconden personajes muy reconocibles por el gran público a los que Pilar Eyre (Barcelona, 1951) desnuda hábilmente en su novela Un amor de Oriente (Planeta), que presenta el domingo 4 de junio en la XXIX Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria.

En el encuentro, que organiza la Asociación de Libreros de la Provincia de las Palmas y que se celebrará entre el  29 de mayo y el 4 de junio en el Parque de San Telmo, la autora, referente absoluta de la crónica social española y autora de numerosos libros de ensayo y ficción, hablará de la historia tan sorprendente como escandalosa de Un amor de Oriente, un  relato trepidante cuya protagonista principal es la joven filipina de impecable pedigrí, aunque como todas, su familia tiene problemas y secretos.

Dueña de una gracia alada, a los 15 años Muriel se enamora de un hombre que le dobla la edad, lo cual obliga a su madre a tomar una drástica determinación: la niña viajará a Madrid, donde vivirá con el tío Rodrigo y la tía Daisy. Y en ese Madrid sofocante e hipócrita la niña conoce a Luis Conde, un chico de familia afecta al régimen con mejillas chupadas, dentadura ciclópea, cojera inocultable y tartamudez nerviosa, que no ha terminado la carrera de abogado y dice que quiere ser cantante.

¿Amor a primera vista?… A ella él le hace gracia, y poco más. Pero él si cae instantáneamente preso del encanto enternecedor de Muriel. Y cuando (llámese amor o sexo) ella se queda embarazada de él, él, que es un caballero español, sigue el consejo de su padre aun a sabiendas de que eso va a disgustar a su madre: “Si dejáis a una chica embarazada, hay que cumplir y casarse con ella”.